Consejos para evitar la acción de bandidos en algunas situaciones de tu día a día

Consejos para evitar la acción de bandidos en algunas situaciones de tu día a día

Consejos para evitar la acción de bandidos en algunas situaciones de tu día a día.

Asalto de vehículos.

  • Parque en un lugar ocupado y brillante.
  •  Utilice el sistema de alarma, el interruptor principal y las cadenas de dirección.
  •  Evite armas y documentos en la guantera.
  •  Al estacionarse o detenerse en las intersecciones, especialmente de noche, esté atento a personas sospechosas cercanas.
  •  El sonido, las ruedas y ciertos accesorios atraen la atención.
  • Evite dejar objetos de valor dentro de su automóvil.
  •  EN CASO DE ROBO, NO REACCIONE.

En la residencia.

  • El sistema de alarma siempre es efectivo.
  • No deje la luz encendida durante el día.
  • Un buen perro guardián.
  • Responda a la puerta después de la identificación previa.
  • Mantenga la puerta del garaje siempre cerrada.
  • Espere a que se cierren las puertas de control electrónico.
  • No acepte la entrada de técnicos no solicitados.
  • Al salir o regresar de la residencia, observe los alrededores y si se encuentran extraños, no entre.
  • Por la noche, deje al menos una lámpara encendida en el área de mayor riesgo de la residencia (use fotocélulas).
  • Mantenga las escaleras y herramientas en un lugar seguro.
  • Al perder llaves, cambia los secretos de las cerraduras.
    Cuando viaje, notifique a familiares o vecinos de confianza, para que revisen esporádicamente la residencia y recojan el correo.
  • Guíe a los miembros de la familia y a los empleados para que no hablen con extraños acerca de los bienes de la familia y sus hábitos.
  • No brinde información por teléfono a personas desconocidas.

Consejos para evitar la acción de bandidos en algunas situaciones de tu día a día

El día de pago.

  • Recuerda: un objetivo fácil es siempre el más buscado.
  • No comente su salario con personas con poco contacto.
  • Evite hablar con extraños dentro o fuera del banco.
  •  En los días de pago, adopte medidas de seguridad más estrictas.
  •  Observa si alguien te está siguiendo.
  •  Si necesita llevar mucho dinero, no camine solo, pregunte a la compañía de familiares, amigos o guardias de seguridad.

En el autobús.

  •  Al pagar, intente tomar el dinero cambiado o use el bono de transporte.
  •  Tenga cuidado con los objetos objetivo de los carteristas como carteras, billeteras, cadenas, pulseras, entre otros.
  •  Evite estar cerca de la puerta de embarque y desembarque, ya que es el lugar ideal para la práctica de carteristas.
  •  Mantenga la bolsa o la tapa frente al cuerpo.
  • No lleve demasiado dinero ni deje su billetera en su bolsillo trasero.

En desplazamientos.

  • Cuando note que lo siguen, intente cambiar el lado de la acera varias veces.
  • No lleve objetos de valor, grandes cantidades de dinero o tarjetas de crédito, si no es necesario.
  •  Evite lugares sin iluminación y con poco movimiento.

En cajeros automáticos.

  •  No revele su contraseña a terceros.
  • En caso de dificultad, comuníquese con los empleados del banco.
  • Observe cuidadosamente a las personas con actitudes sospechosas cerca del lugar.
  • Evite tiempos y lugares de mayor riesgo.
  • Evite retirar grandes cantidades.

Secuestro de relámpagos.

  •  No reaccione bajo ninguna circunstancia.
  •  Intenta obedecer todos los requisitos del bandido.
  •  Intenta observar las características físicas, cicatrices y marcas.
  • Pida ayuda a la policía tan pronto como sea liberado.

En las escuelas.

  •  Trate a su hijo como amigo, mostrando su afecto y preocupación por su desarrollo.
  •  Conozca a los amigos de su hijo.
  •  Enseñe a los niños a pedir ayuda a la policía (en persona o por teléfono) o conocidos cuando noten extraños en actitudes sospechosas o acosadoras.
  •  No acepte dulces, dulces, regalos o juguetes de personas desconocidas.
  •  Indique a sus hijos que no se desvíen de la ruta hogar-escuela-hogar, sin previo acuerdo.
  •  Evite el tránsito utilizando joyas, zapatillas o ropa cara.
  •  Guíe a sus hijos a mantenerse alejados de situaciones peligrosas, tales como: armas, accidentes, aglomeraciones, discusiones, etc.

 

Los consejos que presentamos aquí reducen en gran medida la probabilidad de que ocurran crímenes. Sin embargo, es importante recordar que no deben ser únicos, sino que deben componer una cultura de prevención. Desde el momento en que toda la comunidad participa en la solución de problemas de seguridad, las acciones policiales se vuelven complementarias y no exclusivas para tener la paz y la tranquilidad que todos queremos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar